Seguramente no reparamos en la cantidad de objetos de aluminio presentes en nuestra vida cotidiana, ya sea en el hogar (espejos, agujas, ventanas, persianas, gel, etc.) o fuera de él: señales de tráfico, smartphones, envases, medicamentos, vehículos, aviones, embarcaciones, bicicletas, estadios de fútbol, etc.

Su omnipresencia se debe, sin duda, a sus múltiples propiedades, entre las que nos gustaría resaltar su ilimitada vida útil: el aluminio puede reciclarse indefinidamente sin perder ninguna de sus cualidades; y por ello, aproximadamente el 75% del aluminio producido en sus 125 años de vida, sigue aún en uso. Sin duda, un gran aliciente económico.

Veamos más cosas, que seguro desconoces, sobre este material, ¡sigue leyendo!

Un metal muy preciado

Hablamos de un material muy considerado, hasta el punto de llegar a considerarse un recurso estratégico en situaciones de conflicto, como está ocurriendo actualmente en la guerra comercial entre EE.UU y el gobierno chino.

China es el principal proveedor de algunos materiales cruciales (entre ellos aluminio) para la industria de defensa estadounidense, circunstancia que sitúa en una posición vulnerable a EE.UU, que ha considerado que elevar la producción de aluminio y acero es un asunto tocante a su seguridad nacional y por tanto, un objetivo principal.

El aluminio suele alearse con otros metales para mejorar sus características; como su ligereza (un tercio del peso del cobre y el acero) o su resistencia a la corrosión. Es un buen conductor de la electricidad y el calor, no es magnético ni tóxico, es un buen reflector de luz, y es impermeable, inodoro y muy dúctil.

Todas estas propiedades hacen que los objetos de aluminio sean muchos más de los que podemos llegar a creer. Veamos algunos de los objetos de aluminio que conviven con nosotros:

1) Automóviles
2) Latas de bebida
3) Industria aeronáutica
4) Cable eléctrico
5) Estadios de fútbol
6) Fuegos artificiales
7) Envases farmacéuticos
8) Cosmética
9) Construcción

1. Objetos de aluminio: automóviles

Hay una multitud de objetos de aluminio dentro de la industria automovilística. Actualmente se fabrican en aluminio piezas fundidas; pistones, llantas, cajas de transmisión o conjuntos de suspensión; y también radiadores, estructuras y carrocerías.

Una carrocería de aluminio es más ligera y al mismo tiempo es también más rígida, lo que comporta un mayor dinamismo y eficacia (mejor frenada y aceleración), al tiempo que reduce las emisiones de carbono. Precisamente el ahorro de combustible y el menor porcentaje de polución son las razones económicas y ecológicas que han contribuido al aumento de la utilización de aluminio en la industria automovilística en los últimos diez años.

coche carrocería de aluminio

Ya hay vehículos deportivos, berlinas de alta gama y utilitarios fabricados totalmente en aluminio (Land Rover, Audi).

Aunque probablemente será tema de otro artículo, nos gustaría mencionar la utilización del aluminio en el sector ferroviario, ya que genera un gran beneficio medioambiental. Un tren de aluminio representa un ahorro de energía de aproximadamente un 87% en comparación con los trenes fabricados en otros materiales.

Además, por su elevada proporción resistencia-peso, es muy útil en la construcción de aeronaves, embarcaciones, motos, bicicletas y en general en todos los objetos que precisen metales resistentes y ligeros.

2. Objetos de aluminio: latas de bebida

La mayoría de las latas utilizadas en la conservación de alimentos y bebidas se hacen con aluminio, además de otros muchos objetos dentro del sector de la alimentación, ya que una de sus cualidades es que actúa como una barrera contra la luz, olores y bacterias (papel para envolver, tapas de yogures, capa intermedia de los tetra-brick, envases para conservar y/o transportar, etc.)

Las latas de aluminio son ligeras, permiten enfriar las bebidas rápidamente, son resistentes, fáciles de manejar y pueden almacenarse ocupando poco espacio. Y la que sin duda es su ventaja más preciada: son 100% reciclables. Una vez que se recupera el metal, se puede volver a usar casi indefinidamente.

Una lata de bebida se puede reciclar en unos 60 días, pudiendo en ese tiempo volver a estar disponible para su venta. Actualmente la tasa de reciclaje de latas de aluminio en Europa está por encima del 70%. En España se reciclan al menos 2 de cada 3 latas, lo que nos sitúa por encima de la media europea: somos muy conscientes de la importancia de tirar una lata de bebida en el contenedor correspondiente. El envasado no se limita a los alimentos, sino que podemos afirmar que casi cualquier material puede almacenarse en envases de aluminio (pegamento, pintura, insecticida, pasta de dientes, etc.).

3. Objetos de aluminio: utensilios de cocina

Seguramente el uso más extendido y cotidiano del aluminio se da en la preparación y conservación de los alimentos, siendo el más común, y habitual en todas las cocinas, el papel de aluminio. Es muy ligero, fácil de manejar, maleable y resistente al calor, lo que nos permite utilizarlo para preparar algunos alimentos en el horno.

También son muy habituales los utensilios de cocina, porque su superficie dura es fácil de limpiar, resistente y tiene la capacidad de conducir el calor. Después del acero inoxidable es el material más utilizado para la elaboración de cuchillos, envases, ollas y demás enseres de cocina.

4. Objetos de aluminio: industria aeronáutica

Todos los medios de transporte terrestre, marítimo o aéreo utilizan aluminio, no sólo para los materiales externos, sino también para los componentes mecánicos. En el caso de los aviones se prefiere este metal por su alta proporción resistencia-peso y su bajo costo.

avión aluminio

Desde la primera guerra mundial, es el material principal con el que se construyen los aviones por su ligereza, resistencia, y alta conductibilidad eléctrica y térmica. El aluminio ha formado parte importante de la fabricación de los aviones desde su inicio, y ha ido reemplazando aquellos otros que también se utilizaban, como la madera o el acero.

También se utiliza en los reactores nucleares a baja temperatura.

5. Objetos de aluminio: cable eléctrico

El aluminio ha ido reemplazando al cobre, principalmente en las líneas de transmisión de alto
voltaje, puesto que su menor peso es determinante en la transmisión de energía eléctrica a largas
distancias.

Es cierto que el cobre, la plata o el oro son mejores conductores que el aluminio, pero este es más
ligero y económico, tiene una gran resistencia a la corrosión y es más fácil de soldar y reparar.
El aluminio también se utiliza en las antenas de televisores y satélites.

6. Objetos de aluminio: estadios de fútbol

La pasión por este deporte de equipo ha hecho que aumente la demanda de grandes espacios que deben cumplir unos requisitos en cuanto a seguridad, visibilidad, acústica, accesibilidad, etc.
El aluminio es un material muy ligero y resistente que resulta compatible con el cristal y el vidrio, lo que le ha llevado a ser un material muy solicitado entre los profesionales de la arquitectura, la decoración y la construcción.

estadio de futbol aluminio

Es un material muy utilizado en estructuras para cubiertas de grandes superficies y estadios, ya que permite crear estructuras que serían irrealizables en acero, plástico o madera.
Algunos de estos ejemplos serían: la nueva ampliación del estadio Santiago Bernabeu de Madrid y del estadio Wanda Metropolitano de Madrid, el estadio Camp Nou de Barcelona, el Stade de France de Saint-Denis (París), el MetLife Stadium de New Jersey (EE.UU), el Estadio Chinquihue de Chile, el estadio Polman (Holanda), el Estadio BBVA Bancomer en México, el Estadio de Fútbol Monterrey (México), el Estadio Borísow Arena (Bielorrusia), el estadio Arena Corinthians de São Paulo (Brasil), etc.

7. Objetos de Aluminio: fuegos artificiales

Sí, estás en lo cierto: el componente fundamental de los fuegos artificiales es la pólvora, no diremos lo contrario. Pero lo que quizás no sabías, es que para disfrutar del espectáculo que supone el estallido de color, se precisan unos polvos metálicos que son los auténticos responsables de las tonalidades.

Estos polvos metálicos son finas partículas de sales metálicas que emiten luz al arder, creando los distintos colores. Así, las sales de aluminio, magnesio y/o titanio, son las causantes del color blanco y plateado. Del color rojo, son las sales de estroncio; del naranja, las sales de calcio; del amarillo, las de sodio; del verde, las de bario; del azul, las de cobre y del color dorado, las de hierro o zinc.

8. Objetos de Aluminio: envases farmacéuticos

El aluminio, en la industria farmacéutica, no tiene rival que le haga competencia. Sus propiedades le hacen actuar como barrera contra la luz, la humedad, el oxígeno, gases y otros líquidos, protegiendo y garantizando la calidad de los productos farmacéuticos y respetando los estándares médicos de esterilidad.

Un dato poco conocido fuera de la industria farmacéutica, o cosmética, es que el aluminio permite la aplicación de métodos de seguridad para combatir las falsificaciones, como tintas reactivas especiales, códigos 2D, etc. No obstante, la Organización Mundial de la Salud calcula que los medicamentos falsificados son más del 10% del mercado, de ahí la importancia que tiene que el propio envase reúna la particularidad de ser una herramienta anti-falsificación.

evase medicamentos aluminio

Actualmente se está trabajando en el ecodiseño de los envases, orientando su diseño hacia el cuidado y conservación del medio ambiente: mejorando la relación entre la cantidad de medicamento y la cantidad del material empleado para su envasado, o eligiendo materiales más ligeros y reciclables (como el aluminio).

9. Objetos de Aluminio: cosmética

La industria cosmética lleva décadas utilizando el aluminio debido a sus propiedades en el cuidado de nuestra piel:

9.1 Óxido de aluminio o alumina:

En la naturaleza está muy presente, y es muy utilizado como texturizante y espesante para dar consistencia a las cremas. Es muy buen cicatrizante, buen fotoprotector y suele utilizarse en el cuidado de las pieles de los bebés.

9.2 Acetato de aluminio:

Es una sal inorgánica, y se utiliza en desmaquillantes y lociones astringentes. Tiene efecto reafirmante, restaurador, antibacteriano, calmante y vasoconstrictor. Es un poderoso antiséptico y emoliente. Es uno de los productos que funciona para el tratamiento de estrías. También se utiliza después de hacerse un tatuaje.

9.3 Cloruro de aluminio:

Se utiliza en el tratamiento tópico en caso de hiperhidrosis o sudoración excesiva. Los antitranspirantes a base de cloruro de aluminio son muy conocidos, previniendo además de hongos y bacterias. Aunque en los últimos años ha habido informaciones negativas, lo cierto es que no hay evidencias que relacionen su uso con las enfermedades.

9.4 Microdermoabrasión con cristales de aluminio:

Es un tratamiento muy en boga, consistente en una exfoliación profunda (peeling químico) y se suele emplear para el tratamiento de arrugas, pliegues, marcas, hiperpigmentación, atenuar cicatrices, etc.

Y tal y como hemos comentado en el apartado anterior de los envases farmacéuticos, debido a
sus características (resistencia, ligereza, protección y conservación) cada vez son más los envases
que se realizan con aluminio en el mundo de la industria cosmética.

10. Objetos de Aluminio: construcción

El aluminio es el metal más utilizado en el sector de la construcción debido a su naturaleza flexible, maleabilidad y bajo costo, por lo que es ideal para dar soporte a estructuras y armazones en edificios, oficinas, etc.

Su demanda ha ido creciendo y lo seguirá haciendo, ya que el aluminio es el material del futuro que estará presente las nuevas infraestructuras, ofreciéndonos entornos seguros, no tóxicos y sostenibles.

Actualmente, en lo que respecta al mobiliario urbano, se están desarrollando compuestos con aluminio, que se generan a partir de materiales reciclables y utilizan tecnologías innovadoras, con el fin de mejorar las estructuras, haciéndolas más ligeras e incrementando su resistencia al fuego. Esto facilitaría tanto su transporte, como su conservación y mantenimiento.

estructura de aluminio

En el sector de la construcción, se emplea el aluminio en diversas formas: soportes, ventanas, puertas, cerramientos, barandas, revestimientos, persianas, estructuras y perfiles, etc. Los diseños actuales permiten una gran variedad de acabados estéticos, por lo que el aluminio es un material muy solicitado entre diseñadores, arquitectos, decoradores o artistas.

En los últimos años se está aplicando cada vez más en las fachadas de los edificios, ya que ayuda a mantener una óptima temperatura, se adapta a todo tipo de estructuras, es un buen aislante acústico, resistente y resulta muy decorativo, presentando todo tipo de acabados (imitación madera, anodizados, lacado, etc.)

Además, las fachadas con sistema de aluminio pueden llegar a reducir el consumo de energía hasta un 50%, gracias a técnicas y procesos con paneles fotovoltaicos, mecanismos de ventilación y de gestión apropiada de la luz y la sombra con parasoles de aluminio, etc. Y todo ello sin olvidarnos de que es un metal 100% reciclable, llegando a tener en este sector un porcentaje de recuperación del 95%. Por ello, no nos resulta extraño que en los edificios con certificación LEED (denominación de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) y sostenibles, el aluminio tenga un papel protagonista indiscutible.

Veamos algunos ejemplos del uso de aluminio en la edificación: La Tête au Carré de Niza (Francia), el Edificio Infosys de Hinjewadi (India), la estructura y otros elementos del Empire State Building de Nueva York, el techo de la estación del metro Aviamotornaya en Moscú, los edificios de la Academia Rusa de Ciencias, el Palacio Estatal del Kremlin, el Palacio de Hielo Bolshói de Sochi (Rusia), el Crystal Center for Sustainable Urban Development en Londres, la Cúpula de Berlín, el parque de atracciones Ferrari World de Abu Dhabi, la Torre GT Este de Seúl (Corea del Sur), la Torre del Banco de China de Hong Kong, el Parlamento Europeo en Bruselas, la Cúpula Dumia en Torino, la torre de Comunicaciones de Shanghai, etc.

Conclusión

El aluminio es el metal más utilizado en la industria, tras el acero, lo que le hace estar presente en casi todos los objetos que nos rodean. Nos levantamos por la mañana, y subimos una persiana que seguramente contenga aluminio. Abrimos la ventana, probablemente hecha de este metal; vamos al baño para abrir la puerta de una mampara de aluminio, y nos colocamos bajo el teléfono de la ducha que seguramente tendrá este material …

Y así podríamos seguir infinitamente con el gel, el tubo de la pasta de dientes, la cucharilla del café, las piezas que componen el coche, el vagón de metro o el autobús, los carteles informativos de tráfico, las señales, las farolas. Las estructuras de los estadios de fútbol, de los deportivos, las fachadas de los edificios más emblemáticos…

Lo que seguramente no esperabas, es que fuera un material esencial para la seguridad nacional de un país como Estados Unidos, siendo considerado como un recurso estratégico y por tanto esencial para su economía y su industria de defensa.

Un metal muy sorprendente, y lo que más nos gusta: que puede reciclarse infinitamente sin perder ninguna de sus propiedades. Es uno de los materiales más sostenibles con que cuentan las distintas industrias, presentando una tasa de reciclado del 50% en envases, 85% en el sector de la construcción y 95% en transporte.

Así que… déjate seducir por éste versátil metal, y no te olvides de reciclar porque el aluminio es
sin duda el metal del futuro.

Leave a Reply